Experta asevera que el trabajo doméstico condena a las mujeres a la pobreza

Share

24 de octubre, 2013 — El trabajo doméstico no remunerado como cocinar, limpiar, y cuidar a los niños, ancianos y parientes enfermos, que recae más sobre las mujeres que los hombres, las condena a la pobreza y frena sus oportunidades de desarrollarse.

Así lo afirmó la relatora de la ONU sobre pobreza extrema, Magdalena Sepúlveda, al presentar este miércoles su informe ante la Asamblea General de la ONU.

Sepúlveda subrayó en una entrevista con la Radio de la ONU que las mujeres trabajan más horas cuando se toma en cuenta el trabajo doméstico no remunerado, pero reciben ingresos más bajos y menos reconocimiento que los hombres.

“Las mujeres, en vista de que tienen más carga laboral debido a este trabajo no pueden muchas veces, por ejemplo, estudiar…Cuando son niñas, muchas veces, y esto pasa mucho en Latinoamérica, van y asisten a la escuela, al llegar a la casa tienen más trabajo de cuidado que por ejemplo un hermano”, dijo.

La relatora llamó a los Estados a diseñar políticas públicas e infraestructura de apoyo a las necesidades de cuidado en el hogar. Del mismo modo, pidió que la próxima agenda de desarrollo posterior al 2015 incluya compromisos en ese campo.

Noticias relacionadas