Alta Comisionada urge a los gobiernos a tomar medidas de protección a migrantes

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay Foto: UN Photo/Amanda Voisard

Share

23 de octubre, 2013 — La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos urgió hoy a todos los gobiernos a tomar medidas concretas que rectifiquen las violaciones de los trabajadores migrantes, y de los migrantes en general, que viven en sus territorios y no sólo los de sus nacionales en el extranjero.

Al rendir su informe a la Tercera Comisión de la Asamblea General de Naciones Unidas, Navi Pillay recordó que un gran número de migrantes mueren en las fronteras de Europa, Estados Unidos y Australia, y en su tránsito por países de África, Asia o Medio Oriente.

Pillay afirmó que esas muertes no son impredecibles ni inevitables sino que resultan de las políticas oficiales de exclusión.

“Algunos actores en la comunidad internacional siguen resistiéndose a reconocer los derechos humanos de los migrantes e, incluso, trabajan para impedir que la ONU asuma sus responsabilidades globales en ese terreno”, apuntó.

En este contexto, consideró alentador el documento adoptado por el organismo mundial referente a la protección de los derechos humanos de los migrantes.

Por otra parte, la Alta Comisionada aseveró que las garantías fundamentales deben ser centro de las respuestas de la ONU a los conflictos y abogó por su inclusión en las políticas de prevención de situaciones de crisis.

Asimismo, lamentó la situación en Siria y advirtió que si bien la atención se ha concentrado últimamente en las armas químicas, las evidencias indican que persisten los abusos de derechos humanos aunque no se hable de ellos.

Finalmente, Pillay destacó los logros alcanzados por la Oficina que dirige durante los 20 años que lleva de existencia y pidió a los Estados miembros que continúen apoyando esta labor.

Noticias relacionadas