ONU amplía responsabilidad de Estados en protección de la mujer en escenarios de conflicto

Nicole Ameline, presidenta del CEDAW Foto archivo:ONU/Pierre Albouy

Share

23 de octubre, 2013 — Los Estados que han ratificado la Convención sobre la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer están obligados a proteger sus derechos básicos durante y después de un conflicto armado en el que participen directa o indirectamente, afirmó hoy el Comité de la ONU sobre esa cuestión (CEDAW).

El Comité aprobó el 18 de octubre pasado un documento con esa orientación dirigida a los Estados parte de la Convención.

El texto señala que esos países deben garantizar que los mercenarios y las empresas de seguridad privadas responsables de ataques contra las mujeres sean llevados ante la justicia.

La presidenta del Comité, Nicole Ameline, indicó que la relevancia del documento aprobado radica en que “a partir de ahora ya no basta con decir que esos hechos no forman parte de las responsabilidades de los Estados que han ratificado la Convención”.

Asimismo, el texto añade que los Estados miembros tienen la obligación de proteger a las mujeres durante los esfuerzos de prevención de un conflicto, durante el conflicto, y tras el cese de hostilidades.

También si participan en las misiones de ayuda humanitaria o en las tareas de reconstrucción, o si lo hacen por medio de contratistas.

Noticias relacionadas