Estados deben valorar más el trabajo doméstico no remunerado

Share

16 de octubre, 2013 — Una experta de la ONU llamó a los gobiernos a poner en práctica políticas públicas que reconozcan el aporte al desarrollo económico y social de las personas que realizan esos trabajos.

La relatora de la ONU sobre la pobreza extrema, Magdalena Sepúlveda, urgió a los Estados a reconocer y valorar el trabajo doméstico no remunerado, asegurar que reciba más atención y que sea distribuido equitativamente entre mujeres y hombres.

En un mensaje, en vísperas del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, que se celebra el 17 de octubre, Sepúlveda indicó que la desigualdad que prevalece en ese sector está basada en estereotipos de género, por lo que llamó a los gobiernos a eliminar las causas que exponen a las mujeres a una mayor vulnerabilidad a la pobreza.

La experta lamentó que en pleno siglo 21, tareas domésticas como cocinar, cuidar a los hijos y a parientes enfermos o ancianos no reciba mayor atención, aún cuando contribuyen al desarrollo social y económico de los países.

Apuntó que las políticas de Estado deben considerar el trabajo en el hogar como una responsabilidad social y asegurar que existan servicios públicos e infraestructura suficientes, tales como guarderías, centros de salud, y provisión de agua y energía.

Noticias relacionadas