ONU pugna por una planeación urbanística resiliente y sostenible

El Cairo (Foto: ONU-Hábitat)

Share

04 de octubre, 2013 — Las tormentas que azotaron las dos costas de México el mes pasado dejando muerte y destrucción son una evidencia más de la necesidad de una planeación urbanística resiliente y sostenible, apuntó hoy el Secretario General de la ONU.

En una discusión de alto nivel sobre ese tema con motivo del Día Mundial del Hábitat, que se celebra el 7 de octubre, Ban Ki-moon enumeró tragedias como las ocasionadas por el huracán Sandy el año pasado en Estados Unidos y el Caribe, y por los recientes tifones en Filipinas y China.

Ban afirmó que a medida que se intensifican los efectos del cambio climático, la resistencia y flexibilidad de los centros urbanos se hace más necesaria que nunca.

“La población en las ciudades grandes de las costas expuestas a ciclones y huracanes se duplicará para el 2050, llegando a 680 millones de personas. Pero el cambio climático no es la única amenaza para la creciente población urbana. Más de la mitad de las grandes ciudades del mundo se encuentran en áreas de alto riesgo de terremotos”, recordó.

Agregó que el costo económico y humanitario de los desastres naturales aumenta, y que la población más pobre es la más afectada.

Ban indicó que en lo que va del siglo, esos siniestros han provocado la muerte de 1,1 millones de personas y han afectado a 2.700 millones más, además de haber generado pérdidas materiales de 1,3 billones de dólares.

En este contexto, el titular de la ONU subrayó la urgencia de planificar los asentamientos urbanos con patrones que velen por la seguridad y provean servicios básicos a la población.

Noticias relacionadas