ACNUR advierte escasez de recursos para múltiples crisis humanitarias

Refugiados congoleses en Uganda

Share

30 de septiembre, 2013 — Más personas fueron forzadas a abandonar sus hogares este año que en cualquier otro periodo en las últimas dos décadas, llevando al límite los recursos y fondos financieros disponibles para atenderlas, alertó hoy la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

En 2013, más de 1,5 millones de refugiados sirios dejaron su país, mientras que cientos de miles fueron desarraigados en la República Centroafricana, la República Democrática del Congo, Sudán, Mali y Somalia.

El responsable de ACNUR, Antonio Guterres, dijo durante una reunión del comité ejecutivo de ese organismo que la situación de Siria no tuvo precedentes y que los esfuerzos para proveer ayuda se vieron frenados por la falta de fondos.

“Muchos donantes han contribuido a los programas humanitarios, pero las necesidades sobrepasaron los recursos disponibles. Ahora se requiere de una mayor solidaridad con los países anfitriones. Eso no solo implica asistencia a través de organizaciones humanitarias, significa además apoyo de emergencia para el desarrollo, asistencia estructural a los países vecinos en áreas como salud, educación, vivienda, agua y suministro de energía”, detalló Guterres.

El Alto Comisionado llamó a la comunidad internacional a hacer más para compartir la carga y a ayudar a los países en desarrollo que son los que actualmente acogen al 80% de la población global de refugiados.

Noticias relacionadas