Ministros latinoamericanos exponen políticas de empleo en Conferencia de la OIT

Share

18 de junio, 2013 — El secretario de Trabajo y Previsión Social de México, Alfonso Navarrete, fue uno de los participantes de la 102ª Conferencia Internacional del Trabajo, que se celebra en Ginebra.

Durante el encuentro, el alto funcionario explicó las políticas de su país en el campo laboral y mencionó las reformas a la Ley Federal del Trabajo, adoptadas en noviembre pasado.

Navarrete indicó que las modificaciones a la normativa, que data de los años 70, fijan las bases para impulsar el mercado del trabajo y promover la productividad.

“A partir de esta nueva Ley del Trabajo, el gobierno mexicano ha emprendido una política laboral sustentada en cuatro ejes de acción: impulsar la creación de empleos formales, democratizar la productividad, salvaguardar los derechos de los trabajadores y conservar la paz laboral”, explicó.

Por su parte, el ministro de Relaciones Laborales de Ecuador, Francisco Vacas, señaló durante la Conferencia de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que su país atraviesa por una revolución laboral que dinamiza el sector, garantizando dignidad y respeto a los derechos de los trabajadores.

“En primer lugar hemos cambiado la conciencia de la ciudadanía hacia un cumplimiento de las obligaciones laborales a sus trabajadores. Consideramos que el papel del Estado como regulador, como sancionador, como inspector del cumplimiento de esas obligaciones tiene que cambiar a una lógica en la cual los empleadores por sí mismos cumplan con sus trabajadores”, apuntó.

El ministro listó otras acciones gubernamentales:“Hemos realizado campañas de controles fuertes con 25.000 inspecciones al año teniendo aproximadamente dos millones y medio de trabajadores activos, diálogo social tripartito solucionando más del 90% de las causas presentadas… y erradicación del trabajo infantil en sectores como basurales, camales, trabajo de campo, trabajo de calles”, dijo.

Francisco Vacas agregó que otro aspecto revolucionario ha sido la universalización de la seguridad social, incluida en la propuesta de reforma del código laboral que cuenta con el apoyo de la OIT.

“En la cual estamos reconociendo el trabajo no remunerado del hogar para el ama de casa, trabajo que efectivamente no tiene relación de dependencia ni pago de remuneraciones pero sí un reconocimiento efectivo y una afiliación obligatoria en la cual están definiéndose quién hará la contribución del aporte para que aquella ama de casa o amo de casa que pasa largas horas y jornadas en esas casas, tenga derecho a una jubilación justa”, acotó.

También reconoce el trabajo de las personas privadas de libertad con todos sus derechos y afiliación a la seguridad social.

Del mismo modo, el ministro ecuatoriano destacó que las reformas plantean la formación de sindicatos colectivos por rama de actividad.

“Lo cual nos va a permitir en un corto plazo tener a todos los trabajadores ecuatorianos con una representación sindical y con una contratación colectiva que garantice mínimos derechos”, puntualizó.

Otro de los oradores fue el ministro del Trabajo y Previsión Social de Guatemala, Carlos Contreras, quien subrayó los desafíos que afronta su país para sobreponerse a la pobreza, la informalidad, la debilidad en la productividad laboral que afectan la fortaleza de las empresas y las relaciones laborales.

“Al mismo tiempo de esforzarse por la construcción de instituciones democráticas, Guatemala lleva a cabo denodados esfuerzos por poner en marcha programas para la generación masiva de empleos y promoción de la formalidad. La consecuencia evidente de la precariedad del empleo es un Estado débil y una sociedad inmersa en la violencia, el conflicto y la inestabilidad”, señaló.

La Conferencia anual de la OIT tiene el objetivo de consensuar nuevas normas de trabajo de alcance internacional, supervisar la aplicación de los convenios existentes y debatir sobre las cuestiones apremiantes en el mundo laboral.

Noticias relacionadas