ACNUR asiste a desplazados en el norte de Siria

Distribución de alimentos en Aleppo Foto archivo: OCHA/Gemma Connell

Share

14 de junio, 2013 — La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha logrado llegar a la localidad de Al-Raqqa, en una zona del norte de Siria muy necesitada de ayuda y a la que no se había podido acceder en tres meses.

Esa agencia de la ONU calcula que podrá asistir a unas 5.000 personas desplazadas en esa área con los nueve camiones cargados de ayuda que ha enviado.

Por otra parte, el personal de ACNUR en Líbano sigue prestando ayuda a refugiados sirios que huyen de la localidad de Al Qusayr, escenario en recientes semanas de violentos combates entre la oposición y el ejercito sirio.

Melissa Fleming, portavoz de ACNUR en Ginebra del ACNUR, indicó que las familias con las que han hablado dicen que la ciudad ha quedado reducida a escombros y prácticamente vacía.

Una persona contó que no hay comida ni agua y que la gente que quedaba estaba consiguiendo agua a base de exprimir las hojas de los árboles”, explicó la portavoz.

El Fondo Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) informó por su parte, que más de un millón de personas que viven en zonas rurales en el este de Damasco necesitan ayuda humanitaria urgente.

Noticias relacionadas