Argentina y Brasil exponen ante Asamblea General sus políticas sobre VIH

Foto: FAO

Share

11 de junio, 2013 — Argentina expresó hoy su firme compromiso en la respuesta a la epidemia del VIH y el SIDA al rendir cuentas de sus políticas en la materia durante una reunión de la Asamblea General de la ONU.

Uno de los mayores avances alcanzados por ese país es la cobertura gratuita de los tratamientos antirretrovirales, explicó Mateo Estrémé, representante permanente alterno de la Misión de Argentina ante la ONU.

“En la República Argentina viven hoy alrededor de 120.000 personas infectadas por el VIH. En nuestro país, la provisión de tratamiento para la personas infectadas es gratuita y el 70% de los afectados recibe la medicación en forma directa del Ministerio de Salud de la Nación”, dijo.

Por otra parte, el diplomático se refirió a los esfuerzos para reducir la tasa de transmisión de madre a hijo, que actualmente se sitúa entre el 4 y el 5% de los casos.

“Nuestro objetivo, es apuntar a reducir aún más dicha tasa a menos del 2%, a través de medidas como el ofrecimiento obligatorio del testeo, el tratamiento gratuito, la sustitución de la lactancia y la cesárea programada, las que están siendo implementadas”, apuntó.

En cuanto a los avances en la reducción de casos de SIDA, el delegado de Argentina señaló que esa cifra se redujo en un 58%, mientras que la mortalidad disminuyó en un 42% en los últimos años.

A su vez destacó a la importancia que otorga su gobierno a los tratamientos integrales y al combate al estigma y la discriminación.

“Se han definido líneas estratégicas tendientes a mejorar la accesibilidad al diagnóstico y tratamiento; la promoción y accesibilidad al preservativo y herramientas preventivas; la promoción y accesibilidad al testeo con asesoramiento; y la disminución del estigma y la discriminación de grupos vulnerables en el sistema de salud y en el conjunto de la sociedad”, indicó.

Durante el encuentro celebrado en la Asamblea General, Brasil también presentó las políticas públicas implementadas por el gobierno para hacer frente a la epidemia.

La delegada de Brasil recordó que el país cuenta con acceso universal a diagnósticos y tratamientos.

Además afirmó que las acciones de prevención en este campo están especialmente orientadas hacia los jóvenes.

“Los jóvenes brasileños se benefician de un programa nacional de salud y prevención en las escuelas, que es el resultado de un acuerdo entre los ministerios de educación y salud así como de varias agencias de la ONU. El programa ha permitido ampliar las discusiones sobre la salud sexual y reproductiva que involucra a toda la comunidad educativa, estudiantes, padres y profesores”, dijo la delegada.

Finalmente la representante de Brasil sostuvo que uno de los mayores desafíos en el tema es sobreponerse a la sostenibilidad financiera de los programas, por lo que reclamó el acceso a drogas más baratas.

“El imperativo de la salud pública tiene que prevalecer sobre los intereses comerciales, por ello se deben facilitar drogas más asequibles a precios justos de acuerdo con la situación económica de los países de cada país, lo que constituye una de los pilares de esta política”, concluyó.

Noticias relacionadas