OCHA reitera advertencia sobre deterioro humanitario en Siria

Desplazados sirios
(Foto de archivo: UNHCR/A. Solumsmoen)

Share

06 de junio, 2013 — La violencia continúa escalando en Siria con su consecuente impacto sobre la población civil en todo el país y con más de 80.000 muertos desde que se desató el conflicto, subrayó hoy la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

En un informe de actualización sobre la situación humanitaria, apuntó que existe, además, una enorme destrucción de la infraestructura civil como casas, hospitales, escuelas y servicios de agua y sanidad.

OCHA indicó que la cantidad de personas que necesitan asistencia pasó de un millón en abril de 2012, a 6,8 millones en abril de este año, incluyendo a más de cuatro millones de desplazados y a tres millones de niños.

Por otra parte, expresó preocupación por la población que se encuentra atrapada en medio de la violencia de los intensos combates al suroeste de la ciudad de Homs, en Al-Qusayr, donde hasta ahora, los organismos humanitarios no han tenido acceso.

OCHA instó a todas las partes a poner fin a todas las acciones que puedan resultar en la pérdida de vidas civiles y permitir a esas personas a trasladarse a áreas seguras.

Noticias relacionadas