Expertos piden poner fin a la discriminación por castas en países asiáticos

Mujeres dalit

Share

24 de mayo, 2013 — Un grupo de expertos de la ONU en derechos humanos llamaron hoy a poner fin a los estigmas que sufren unos 260 millones de personas del sur de Asia que son consideradas como “intocables” por el sistema de castas.

Conocidas como dalits, esas personas ocupan el lugar más bajo en un sistema de jerarquía estricta que se basa en nociones de pureza, contaminación e iniquidad.

Los dalits sufren marginación y exclusión social y económica, la segregación en la vivienda, el acceso limitado a servicios básicos como el agua y el saneamiento, y son obligados a realizar trabajos de baja categoría en condiciones similares a la esclavitud.

Los expertos señalaron que las mujeres y las niñas dalits son particularmente vulnerables y que están expuestas a diversas formas de discriminación, a la violencia sexual y a la trata.

Los especialistas instaron a los países de esa región asiática a adoptar leyes para prevenir dicha discriminación y solicitaron que se asignen recursos para resolver los problemas de larga data que afrontan los dalits.

Entre los expertos de la ONU que hicieron el llamamiento se encuentran los relacionados con temas de minorías, violencia contra la mujer, formas contemporáneas de esclavitud y racismo, y la venta de menores y prostitución infantil.

Los dalits viven principalmente en la India, Nepal, Pakistán, Sri Lanka y Bangladesh, así como en los Estados donde migran personas de esos países, entre ellos Estados Unidos, el Reino Unido, Singapur, Malasia, Canadá y algunos países del Caribe.

Los dalits también son conocidos como parias o panchazas.

Noticias relacionadas