Existen mayores índices de mortalidad materna en indígenas, destaca OPS

Share

07 de julio, 2004 — La mortalidad infantil y materna –todavía un grave problema de salud pública en el continente– se incrementa aún más en las poblaciones indígenas de América Latina y el Caribe, indicó hoy la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

En un informe sobre el tema, la OPS citó como ejemplo los casos de Bolivia, Honduras y Guatemala, donde los promedios nacionales no reflejan las enormes diferencias regionales. Así, mientras que a nivel nacional la mortalidad materna en Bolivia es de 390 por cada 100.000 nacidos vivos, en el departamento de Potosí, con mayor población indígena, la cifra se eleva a 496 por 100.000.

Algo similar ocurre en los departamentos que concentran la mayor población indígena en Honduras. En Colón, Copán, Intibuca, Lempira y La Paz, la tasa de mortalidad materna oscila entre 190 y 255 por 100.000 nacidos vivos, mientras que el promedio nacional es de 147. En Guatemala, la tasa de mortalidad materna en la población indígena es 83% mayor que la tasa nacional.

Las causas de estas diferencias son diversas pero tienen un denominador común en las barreras culturales que, muchas veces impiden que los servicios de salud lleguen a estos pueblos.

Para mejorar este escenario, la OPS y otros organismos están trabajando intensamente en programas comunitarios en el departamento de Potosí, en Bolivia, que involucran a las parteras y a los líderes de salud comunitarios, para que se mejoren las condiciones sanitarias durante el parto y para que se identifiquen a tiempo, y se deriven a los servicios médicos, los casos de riesgo.

Noticias relacionadas