Experto urge a Israel a detener construcción de autopista en Jerusalén oriental

Richard Falk

Share

13 de mayo, 2013 — El relator especial de la ONU sobre los derechos humanos de los palestinos en los territorios ocupados urgió hoy al gobierno de Israel a detener la construcción de una vía rápida que dividiría a la comunidad de Beit Safafa en Jerusalén oriental, afectando la vida de unos 9.300 palestinos.

Richard Falk advirtió que el propósito de la autopista es anexar el asentamiento de Gush Etzion, en el sur de Cisjordania, y allanar el camino para seguir extendiendo los asentamientos ilegales de Israel en Jerusalén oriental.

La autopista de seis carriles, que se extendería 1,5 kilómetros, “haría un daño irreparable a la comunidad al cortar las carreteras locales y bloquear el acceso a jardines de niños, escuelas, clínicas, oficinas y templos”, apuntó Falk.

“Los residentes de Beit Safaf, que nunca fueron consultados durante la planificación del proyecto, quedarán en una situación absurda donde los lugares de su propia comunidad a los que podían llegar en diez minutos a pie, requerirán viajar en coche por desniveles y un puente”, explicó.

El experto recordó, por otra parte, que la Misión internacional encargada de investigar los asentamientos israelíes señaló que las compañías privadas no deben beneficiarse con negocios relacionados con los asentamientos ilegales.

Esas empresas deben rendir cuentas, enfatizó.

Noticias relacionadas