Myanmar: Relator pide fin a la impunidad en casos de abuso contra etnia rohingya

Share

01 de mayo, 2013 — El relator especial de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en Myanmar expresó preocupación por los casos de impunidad respecto a quienes han cometido abusos contra la población musulmana del estado de Rakhine.

Tomás Ojea Quintana encomió las recomendaciones emitidas por la Comisión Investigadora establecida por el gobierno birmano sobre violaciones sistemáticas de las garantías fundamentales en el estado de Rakhine, pero destacó la falta de medidas en el caso específico de los atropellos a esa comunidad musulmana.

Además, Ojea urgió al gobierno de Myanmar a implementar con urgencia las recomendaciones relacionadas con la situación humanitaria que afecta a esa población, así como a flexibilizar las actuales restricciones desproporcionadas de libre movimiento a ese colectivo.

Unos 800.000 musulmanes de la etnia rohingya viven en Myanmar, país de mayoría budista, pero las autoridades birmanas no les reconocen la ciudadanía por considerar que provienen del país vecino, Bangladesh. Sin embargo, tampoco son reconocidos por este último, lo que los convierte en un pueblo apátrida.

El relator especial de la ONU agregó que la discriminación contra esa etnia es una de las causas de la violencia y el conflicto intercomunal que azota a esa región birmana.

Noticias relacionadas