Guatemala: Expertos de la ONU piden protección para jueces y testigos de juicio a Ríos Montt

Pablo de Greiff

Share

18 de abril, 2013 — Un grupo de expertos de la ONU en Derechos Humanos instó hoy a las autoridades de Guatemala a garantizar la protección e integridad física y psicológica de los jueces, abogados, testigos, víctimas y defensores de las garantías fundamentales involucrados en el juicio al ex presidente del país, Efraín Ríos Montt.

El ex mandatario y el que fuera su jefe de Inteligencia, José Rodríguez Sánchez, son procesados por cargos de genocidio y crímenes de lesa humanidad cometidos cuando estuvo en el poder, de marzo de 1982 a agosto de 1983.

Los expertos de la ONU recordaron que la reconciliación justa y duradera sólo es posible cuando se satisface la necesidad de justicia.

“Estos procesos de justicia son cruciales para la realización de los derechos de las víctimas, incluidos el derecho a la verdad, la justicia, reconstrucción de la memoria histórica, la reparación y las garantías de no repetición”, señaló el relator especial de la ONU sobre la promoción de la verdad y las garantías de no repetición, Pablo de Greiff.

Frente a la información recibida sobre intentos de injerencia, así como supuestas amenazas e intimidaciones contra los operadores de justicia implicados en este juicio, la relatora sobre independencia de jueces y abogados, Gabriela Knaul, recalcó “la necesidad de asegurar un ámbito propicio para el ejercicio de sus funciones.”

Por su parte, la relatora sobre la situación de los defensores de derechos humanos, Margaret Sekaggya, pidió protección para esas personas a fin de puedan llevar adelante sus funciones sin miedo a intimidaciones o represalias.

El Grupo de Trabajo de la ONU sobre desapariciones forzadas advirtió sobre los riesgos del uso abusivo del recurso de amparo a fin de retrasar los procesos judiciales.

Los expertos exhortaron al Estado y la sociedad de Guatemala a aprovechar esta oportunidad para reforzar el estado de derecho y continuar con la reconstrucción del tejido social a partir de una política de justicia transicional que incluya la verdad, las reparaciones, la justicia penal y las garantías de no repetición.

Ríos Montt, un militar de carrera de 86 años, estuvo en el poder del 23 marzo de 1982, tras un golpe de Estado, hasta el 8 de agosto de 1983, cuando fue derrocado por su ministro de Defensa.

Durante ese periodo, se le imputa la matanza de 1.771 indígenas ixiles a manos del ejército en el marco de la guerra civil de Guatemala, que se extendió de 1960 a 1996.

Noticias relacionadas