Pillay urge a Estados Unidos a cerrar centro de detención en Guantánamo

Share

05 de abril, 2013 — La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, afirmó hoy que el encarcelamiento indefinido de prisioneros en Guantánamo sin acceso a defensa y a juicios constituye una detención arbitraria y una clara violación del derecho internacional.

En un comunicado, Pillay urgió a todas las ramas del gobierno de Estados Unidos a trabajar de manera conjunta para cerrar ese centro de detención y expresó profunda decepción por el incumplimiento del compromiso reiterado de sus autoridades con relación al cierre de esa instalación.

Añadió que presuntamente, la mitad de los 166 detenidos que aún se encuentran en la prisión han sido autorizados a ser trasladados a sus países de origen o reubicados en terceros países, sin embargo, aún continúan en ese centro estadounidense en la Bahía de Guantánamo, Cuba.

Pillay sostuvo que esa situación socava gravemente la posición de Estados Unidos como defensor de los derechos humanos y lo debilita a la hora de pronunciarse sobre violaciones de esas garantías en otros países.

Al referirse a la huelga de hambre que mantienen varios prisioneros en Guantánamo, Pillay indicó que dadas las e incertidumbres que viven, no sorprende que acudan a esa medida desesperada.

La Alta Comisionada recalcó que con sus apreciaciones no está sugiriendo que Estados Unidos sea blando con los que han planeado o ejecutado actos terroristas, pero recordó que “los derechos humanos son universales y aplicables a todas las personas, incluyendo a los sospechosos de haber cometido crímenes tan graves como actos terroristas”.

“Bajo el derecho internacional humanitario, las personas desprovistas de su libertad, deben ser tratadas con humanidad y respeto a su dignidad inherente”, concluyó.

Noticias relacionadas