FAO encomia la producción local de alimentos a pequeña escala

Share

26 de marzo, 2013 — Los pequeños productores, los circuitos de producción y consumo a nivel local y la recuperación de cultivos tradicionales desempeñan un papel muy importante en la reducción del hambre, aseguró el director general de la FAO.

José Graziano da Silva indicó que la Revolución Verde de la década de 1960 aumentó la disponibilidad per cápita de alimentos en más del 40%, pero a costa de una pérdida de la diversidad alimentaria y con un grave impacto sobre el medio ambiente derivado del uso intensivo de productos químicos.

Pero ahora existe una tendencia al cultivo y la comercialización de alimentos tradicionales, hacia la mejora de la infraestructura y los mercados locales y a ayudar a los pequeños productores, todo lo cual es positivo para el medio ambiente y la economía de las zonas rurales, donde el hambre tiene mayor incidencia, explicó.

"Los cultivos infrautilizados ... pueden tener un impacto positivo en la seguridad alimentaria", dijo. "La recuperación de estos cultivos es una vía hacia la seguridad alimentaria. También significa redescubrir sabores perdidos e identificar otros nuevos. Eso es algo que les une a todos con los agricultores pobres del mundo ", indicó Graziano da Silva.

Noticias relacionadas