Colombia y PNUD diseñan política de combate a la corrupción

Share

26 de febrero, 2013 — Desde junio del año pasado, el gobierno de Colombia con el apoyo de la ONU, está embarcado en un proceso de consultas para recopilar propuestas de todos los sectores y rincones del país sobre los mecanismos más apropiados de lucha contra la corrupción.

El objetivo es trazar una política integral que fortalezca a las instituciones públicas encargadas de investigar y sancionar el delito, así como de promover el acceso a la información, la rendición de cuentas y una cultura democrática.

La iniciativa se enmarca en un convenio firmado entre el gobierno de Colombia y el Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD).

José Ricardo Puyana, experto del PNUD en el tema, explicó que el proceso tenía que ir a las regiones. “No podía hacerse desde Bogotá dado que entendemos que este fenómeno de la corrupción está presente en todo el país y en todos los sectores”, dijo.

Hasta el momento se han hecho 12 consultas regionales en varias ciudades, que incluyeron a funcionarios públicos, organizaciones civiles y otras entidades, especificó Puyana.

“Obviamente se ha levantado una gran cantidad de información…y distintas consultas sectoriales. Por ejemplo, cómo funciona la corrupción en el sector salud, cómo se están robando la plata en el sector educativo, cómo se está perdiendo la plata en el sector de la minería o en el sector del agua, para saber definitivamente cómo funciona en cada uno de esos sectores el fenómeno de la corrupción”, apuntó.

Los expertos utilizaron esa información para diseñar un documento que sirva de hoja de ruta para las instituciones que tienen responsabilidades en el tema.

Puyana señaló que se espera que el instrumento sea aprobado en marzo de 2013.

“La política no existía en Colombia, no existía un lineamiento claro, único sobre cómo el Estado va a luchar contra la corrupción en los próximos años. Había claramente unas leyes, por ejemplo hace unos años se aprobó el estatuto anticorrupción, había políticas específicas de cada uno de los organismos de control. Peor no había una política única, integral, de todo el Estado para luchar contra este fenómeno y alguna manera que establezca metas más allá de un año”, puntualizó.

El PNUD asesora, además, a otros países de América Latina en la formulación de políticas anticorrupción y apoya los esfuerzos de las naciones para dar cumplimiento a la Convención de Naciones Unidas contra ese flagelo.

Noticias relacionadas