Colombia: ONU insta a investigar violaciones de derechos humanos por Ejército y Policía

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay Foto: UN Photo/Jean-Marc Ferré

Share

22 de febrero, 2013 — La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos instó hoy al gobierno de Colombia a tomar todas las medidas necesarias para poner fin a las amenazas destinadas a socavar las investigaciones a soldados y policías por violaciones de las garantías fundamentales.

En el informe anual sobre la situación de eso derechos en el país sudamericano, la Oficina de Navi Pillay señaló que el gobierno colombiano debe hacer comprender “que se han cometido y se están cometiendo violaciones de los derechos humanos” y que si bien son diferentes a los abusos de hace unos años, requieren respuestas legales e institucionales.

En este sentido, el texto indica que entre enero y octubre de 2012, la Oficina en Colombia continuó recibiendo denuncias de violaciones del derecho a la vida y a la integridad personal relacionadas con el uso excesivo o indebido de la fuerza por los militares.

Como ejemplo cita la entrada el 7 de octubre de efectivos del Ejército en el centro de una aldea en Patía, Cauca, abriendo fuego contra una tienda y dejando muertos a una niña de 13 años y a tres presuntos guerrilleros, además de herir a dos civiles.

El documento señala que, en otros casos, con el fin de encubrir ejecuciones, los militares involucrados afirmaron que los guerrilleros habían abierto fuego, menoscabando así la verdad y la rendición de cuentas.

Con respecto a la Policía Nacional, indica que la Oficina en Colombia también recibió denuncias de atropellos al derecho a la vida y otros abusos, incluso contra menores de edad, como cuando un niño de la calle murió luego de que la policía incendiara el colchón en que se encontraba en febrero del año pasado.

En este sentido, la Alta Comisionada expresó preocupación por la disposición que han mostrado algunos altos funcionarios a aceptar versiones que menoscaban las investigaciones penales pese a las evidencias de violaciones de derechos humanos.

Por otra parte, la ONU también exhortó al gobierno a adoptar medidas integrales y eficaces contra los grupos armados ilegales surgidos después de la desmovilización de organizaciones paramilitares, y a entender los orígenes políticos y económicos de estos, así como sus vínculos con agentes del Estado.

Noticias relacionadas