UNAMA advierte persistencia de tortura en centros de detención

Share

11 de febrero, 2013 — La Misión de Asistencia de las Naciones Unidas para Afganistán (UNAMA) advirtió hoy que pese a los esfuerzos del gobierno de ese país y de sus socios internacionales para evitar los tratos crueles a los prisioneros, la tortura persiste y es grave en muchos centros de detención afganos.

En un informe elaborado a lo largo de un año con entrevistas en 89 centros a 635 detenidos relacionados con el conflicto en país, UNAMA subraya la necesidad imperiosa de mayores medidas de prevención en esas instalaciones y de una reforma judicial profunda.

El estudio señala que la tortura tuvo lugar sobre todo durante los interrogatorios para obtener información o confesiones.

El representante especial de la ONU para Afganistán, Ján Kubiš, consideró muy preocupantes los hallazgos. “El gobierno ha reiterado su compromiso con los derechos humanos y las leyes humanitarias, así como con su legislación nacional, y ha afirmado que el trato cruel no es una política de sus instituciones sino actos de individuos aislados… Es claro que aún queda mucho por hacerse para evitar y poner fin a la tortura”, apuntó.

La UNAMA encontró una falta sistemática de rendición de cuentas por parte de los responsables de la tortura e indicó que se han emprendido muy pocas investigaciones y ningún juicio a quienes han cometido ese abuso de los derechos humanos.

El informe destaca la urgencia de reformar el sector judicial y fortalecer el cumplimiento de la ley, concluyó UNAMA.

Noticias relacionadas