Alta Comisionada urge a Papúa Nueva Guinea a poner fin a ataques contra personas acusadas de brujería

Share

08 de febrero, 2013 — La Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos urgió hoy a las autoridades de Papúa Nueva Guinea a poner fin a los ataques contra personas acusadas de brujería.

Esa petición se produce dos días después de que un grupo de personas torturaran y asesinaran a una mujer de 20 años. La joven fue quemada viva frente a los familiares de un niño de seis años que había muerto en un hospital.

Los familiares acusaron a la mujer de haber embrujado al menor.

La portavoz de la Oficina de Derechos Humanos, Cécile Pouilly, indicó que el gobierno debe educar a la población para terminar con esos ataques.

“Se trata de una superstición muy arraigada en la comunidad y estamos preocupados porque la gran mayoría de los autores de estos crímenes nunca serán juzgados y quedarán en libertad”, indicó la portavoz.

También explicó que las mujeres son las principales víctimas de esta situación. A menudo son acusadas de brujería por hombres que quieren expropiarles tierras o atacarlas sexualmente.

Noticias relacionadas