Mali: Enviado de la ONU advierte impacto de la crisis en África Occidental

El representante del Secretario General para África Occidental, Said Djinnit Foto: ONU/ Evan Schneider

Share

25 de enero, 2013 — Los efectos de la actual crisis en Mali se extienden más allá de sus fronteras y agudizan la fragilidad de la situación humanitaria en toda África Occidental, advirtió hoy el representante especial de la ONU para la región.

En un informe al Consejo de Seguridad, Said Djinnit indicó que el conflicto en Mali aumenta la amenaza del terrorismo en la zona, por lo que pidió a la comunidad internacional tener en cuenta las limitaciones de los países vecinos y darles un mayor apoyo.

Con respecto al respaldo que precisa Mali, Djinnit explicó que debe extenderse a las áreas política y militar para garantizar un proceso de transición exitoso.

“También será necesario un proceso de reconciliación amplio que fortalezca las bases de cohesión nacional”, dijo el enviado y agregó que el equipo de la ONU desplegado recientemente en Bamako, la capital, apoyará ese proceso.

Los enfrentamientos entre las fuerzas del gobierno y los rebeldes Tuareg comenzaron en enero de 2011 en el norte de Mali. Los islamistas radicales aprovecharon la coyuntura y tomaron el control del área.

La violencia en el norte y la proliferación de grupos armados en la región, aunados a la sequía y la inestabilidad política generada por un golpe militar en marzo han causado el desplazamiento de cientos de miles de civiles malienses, muchos de los cuales han huido a otros países.

Noticias relacionadas