ONU coordina trabajos para asistir en frío invernal a refugiados sirios en Iraq

Share

21 de enero, 2013 — Los organismos de la ONU que operan en Iraq coordinan sus operativos para responder a la necesidad de asistencia de los cerca de 70.000 sirios refugiados en ese país, agudizada por el crudo invierno que se vive en la región.

La coordinadora humanitaria de la ONU en Iraq, Jacqueline Badcock, destacó la dureza de las condiciones que afrontan los refugiados en el norte del país, donde imperan temperaturas por debajo de 0ºC.

“Las agencias de Naciones Unidas en Iraq instan a la comunidad internacional a apoyar con mayores recursos financieros que permitan ayudar a esta comunidad vulnerable”, apuntó Badcock.

Detalló que se precisan con urgencia 86 millones de dólares para continuar la asistencia humanitaria.

Según datos de la ONU, la mayor parte de los sirios refugiados se encuentran en Dohuk, en la región de Kurdistán.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que el frío y la falta de higiene exponen a los desplazados –sobre todo a niños y ancianos – a enfermedades entre las que destacan la influenza y las infecciones respiratorias.

La OMS ha enviado suministros médicos y el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) distribuye ropa invernal a más de 4.500 niños.

Noticias relacionadas