Sufrir violencia en la niñez aumenta el riesgo de violencia en la vida adulta, afirma la OPS

Share

11 de diciembre, 2012 — La exposición a la violencia durante la niñez, como víctima directa de abuso físico o sexual o como testigo de agresiones contra la madre, aumenta el riesgo de sufrir o ejercer violencia en etapas posteriores de la vida.

Esta es la conclusión de un estudio auspiciado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que aboga por una mayor coordinación entre las medidas contra la violencia de género y las que luchan contra los malos tratos infantiles.

En ese sentido, la directora de la OPS indicó que muchas veces los programas que proveen servicios a menores que sobrevivieron a abusos no examinan la posibilidad de que las mujeres en esos mismos hogares pueden también sufrir violencia, y viceversa.

“Ha llegado el momento de mirar estos asuntos como parte de un todo y de diseñar estrategias para prevenir y responder a estas diferentes manifestaciones de violencia de una manera integrada”, remarcó Mirta Roses.

Los abusos en la niñez tienen consecuencias de largo alcance que incluyen una amplia gama de discapacidades como lesiones, retrasos en el desarrollo, trastornos de conducta, abuso de alcohol y drogas y otras conductas de riesgo.

En América Latina y el Caribe, la tasa de mujeres casadas que reportaron haber experimentado violencia física o sexual por parte de su pareja va del 17% en República Dominicana al 53% en Bolivia.

Noticias relacionadas