ONU subraya inequidades laborales en el caso de las trabajadoras del campo

Share

11 de diciembre, 2012 — En los últimos años las mujeres han aumentado enormemente su participación en el mercado laboral agrícola, sin embargo, enfrentan condiciones difíciles como la temporalidad e informalidad de los empleos, la precariedad laboral, y la ausencia de sistemas de protección social.

Así lo subrayaron hoy la FAO, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), en un análisis de las condiciones de empleo de las trabajadoras agrícolas temporales en Argentina, Brasil, Chile, Ecuador y Perú.

El oficial de Políticas de la FAO, Adoniram Sánches, señaló que las características del mercado del trabajo en las áreas rurales explican en parte las condiciones de pobreza de la población que vive y se emplea en el sector.

El oficial consideró que sólo fomentando empleos decentes se puede romper el ciclo de pobreza e inseguridad alimentaria en que vive parte de la población que se emplea en el mercado temporal agrícola en la región.

“Si las mujeres temporales pudieran acceder a las totalidad de sus derechos laborales, incluyendo factores como la protección social, mejores salarios y la formalización laboral, entre otros, el impacto sobre la pobreza y la inseguridad alimentaria de la región podría ser enorme”, apuntó Sánches.

Según los estudios de la FAO, la baja densidad o inexistencia de sindicalización contribuye a la violación de los derechos laborales. A lo anterior se suman factores como el analfabetismo, las migraciones, las minorías étnicas y el trabajo infantil.

Noticias relacionadas