UNODC: para salvar a los orangutanes es necesario luchar contra el crimen organizado

Share

10 de diciembre, 2012 — Los delitos medioambientales, a menudo financiados y organizados por redes internacionales del crimen organizado, están destruyendo los hábitats de especies amenazadas alrededor del mundo.

Así lo denunció hoy el director ejecutivo de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (UNODC) durante una visita a un centro de rehabilitación de orangutanes en Indonesia.

La deforestación ilegal conlleva violencia, muertes, corrupción y blanqueo de dinero, afirmó Yuri Fedotov.

“Se estima que solo 50.000 orangutanes permanecen en su hábitat salvaje. Su destino está unido al de los bosques de Indonesia”, indicó Fedotov.

El titular de la UNODC explicó que los orangutanes viven en el mismo sitio donde nacieron y su desplazamiento es una señal de que su hábitat ha sido destruido.

Fedotov pidió a las autoridades del país que persigan y castiguen los delitos contra el medioambiente y recordó que la naturaleza transnacional del crimen organizado hace que sea necesaria una mayor cooperación internacional.

Noticias relacionadas