ACNUR llama a mantener fronteras abiertas a personas que huyen de Myanmar

Refugiados Rohingya

Share

13 de noviembre, 2012 — La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) llamó hoy a los países de la Bahía de Bengala a mantener abiertas sus fronteras a quienes huyen por mar de la violencia e inseguridad en Myanmar y buscan asilo y protección internacional.

Dados los recientes naufragios en esa zona de dos embarcaciones, en los que murieron unas 240 personas, el ACNUR instó a los países de la región a mostrar solidaridad y compartir la carga de esa emergencia humanitaria.

La mayoría de los muertos son integrantes de la minoría Rohingya, del estado de Rakhine, al oeste de Myanmar, según han informado unos 40 sobrevivientes rescatados después de la tragedia.

Del mismo modo, el organismo urgió al gobierno birmano a tomar medidas inmediatas que aborden las causas que empujan a la gente a lanzarse al mar pese al alto riesgo que esta decisión conlleva.

El ACNUR destacó en particular la necesidad de que se resuelvan los problemas de ciudadanía y carencia de nacionalidad de los Rohingyas.

Noticias relacionadas