Alta Comisionada urge a Sudán del Sur a revertir expulsión de empleada de la ONU

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay Foto: UN Photo/Jean-Marc Ferré

Share

09 de noviembre, 2012 — La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos urgió hoy al gobierno de Sudán del Sur a revertir la orden de expulsión que dictó contra una oficial de la Misión de Naciones Unidas en ese país (UNMISS).

En un comunicado, Navi Pillay señaló que la expulsión de la trabajadora, experta en derechos humanos, constituye una violación de los compromisos internacionales sursudaneses según la Carta de las Naciones Unidas.

“En las dos semanas desde que fue expulsada, las autoridades no han presentado a la ONU ninguna evidencia satisfactoria de mala conducta por parte de la empleada en cuestión”, apuntó Pillay.

Recordó que al anunciar que la oficial debía abandonar el país en 48 horas, el gobierno arguyó que la empleada malinformaba a la comunidad internacional sobre abusos de las garantías fundamentales, y que esos reportes eran “absolutamente insatisfactorios e inaceptables”.

La Alta Comisionada subrayó la importancia de que se permita a los trabajadores de derechos humanos cumplir con el mandato que le otorgó el Consejo de Seguridad, y que incluye el monitoreo, la investigación, la elaboración de informes y la creación de mecanismos para proteger esas garantías.

Las actividades de un oficial de derechos humanos de la ONU no pueden ni deben, bajo ninguna circunstancia, ser consideradas como mala conducta, enfatizó Pillay.

Noticias relacionadas