Navi Pillay presenta el informe anual sobre el estado de los derechos humanos en el mundo

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay Foto: UN Photo/Jean-Marc Ferré

Share

24 de octubre, 2012 — El último año ha puesto a prueba a la comunidad internacional. El conflicto en Siria, la situación en el Cuerno de África, Mali y Sahel, y la crisis económica mundial amenazaron el pleno desarrollo de los derechos humanos en el mundo.

Estas son algunas de las conclusiones de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos al presentar hoy el informe anual sobre el estado de esas garantías en el mundo.

Navi Pillay recordó el estrecho vínculo entre los derechos humanos y la promoción de la democracia, el Estado de derecho, y la paz y la seguridad.

En ese contexto, se refirió al conflicto sirio y abogó por centrar los esfuerzos en la protección de los civiles.

“No hay duda de que todos los miembros del Consejo de Seguridad quieren que el conflicto en Siria y la violencia que afecta a los civiles lleguen a su fin. Si bien hay que tener en cuenta cuestiones políticas importantes, es clave encontrar la forma de evitar la pérdida masiva de vidas de civiles y violaciones de los derechos humanos”, indicó.

Por último, Pillay también hizo un llamado a la abolición de la pena de muerte en el mundo y a la necesidad de combatir el crimen transnacional organizado.

Noticias relacionadas