Expertos en derechos de mujeres urgen a despenalizar el adulterio

Refugiada en Níger

Share

18 de octubre, 2012 — El Grupo de Trabajo de la ONU sobre la discriminación contra las mujeres urgió hoy a los gobiernos a revocar las leyes que penalizan el adulterio y lo castigan con penas que van desde la imposición de multas hasta la muerte a pedradas o por ahorcamiento.

La presidenta de ese grupo de expertos, Kamala Chandrakirana, sostuvo que por ningún motivo el adulterio debe clasificarse como delito.

Al término de su quinta sesión de trabajo, el Grupo declaró que según algunas tradiciones, costumbres y sistemas legales, el adulterio podría constituir una ofensa civil con consecuencias legales en los casos de divorcio y en el otorgamiento de la custodia de los hijos o la negación de pensiones alimenticias.

Sin embargo, no debe ser un delito penal ni castigarse con multas, prisión, azotes y mucho menos con la muerte, insistieron los expertos.

“Las previsiones de los códigos penales a menudo no tratan igual a las mujeres y a los hombres y disponen sanciones más duras para las mujeres. Además, en algunos países el testimonio de las mujeres vale la mitad que el de los hombres”, destacó Chandrakirana.

Agregó que mientras el adulterio sea un delito penal las mujeres seguirán afrontando violaciones a sus derechos humanos de dignidad, privacidad e igualdad, y la discriminación continuará existiendo.

Noticias relacionadas