Consejo de Seguridad celebra reunión sobre Libia

Share

12 de septiembre, 2012 — El secretario general adjunto de la ONU para Asuntos Políticos condenó hoy el ataque contra la representación diplomática de Estados Unidos en Benghazi, Libia, que dejó muerto ayer al embajador Christopher Stevens y a tres personas más.

En un informe sobre Libia al Consejo de Seguridad, Jeffrey Feltman señaló que el mundo fue testigo ayer de los desafíos que afrontan no sólo los libios sino todos los actores de la comunidad internacional comprometidos a apoyar la transformación que tiene lugar en ese país.

La agresión en Benghazi se produjo luego de la divulgación por Internet de un video producido en California que los musulmanes consideraron como un insulto a Mahoma, el profeta del Islam.

“Naciones Unidas rechaza cualquier forma de difamación de las religiones, pero no existe justificación para una violencia como la registrada ayer en Benghazi. Condenamos en los términos más enérgicos este ataque a las instalaciones diplomáticas y ofrecemos nuestras condolencias a las familias, libias y estadounidenses, de quienes murieron y deseamos el pronto alivio de los heridos”, dijo Feltman.

El alto funcionario recordó que las autoridades libias, como país anfitrión, tienen la obligación de proteger las instalaciones y el personal diplomático de todas las representaciones extranjeras.

Por su parte, el embajador alterno de Libia ante la ONU, Ibrahim Dabbashi, lamentó los acontecimientos, informó que durante el ataque también perecieron algunos elementos de seguridad libios y refrendó el compromiso del gobierno de su país de investigar a fondo el caso y juzgar a los responsables.

Noticias relacionadas