Relator llama la atención sobre venta de sitio sagrado en Dakota del Sur

James Anaya

Share

22 de agosto, 2012 — El relator especial de la ONU sobre los derechos de los pueblos indígenas urgió hoy al gobierno de Estados Unidos y a las autoridades estatales y locales de Dakota del Sur a tomar en consideración las quejas expresadas por la venta de unas tierras privadas donde se encuentra un sitio espiritual de gran valor para los pueblos Lakota, Dakota y Nakota.

James Anaya indicó que ha recibido información relativa a la subasta de cinco parcelas en la región de Black Hills, situada al norte del estado. La licitación tendrá lugar el próximo 25 de agosto.

Las comunidades indígenas temen que la venta de las tierras conlleve restricciones al acceso y uso de las mismas para fines sagrados. También les preocupa que el nuevo propietario quiera construir una carretera que ponga en peligro la integridad cultural y espiritual del sitio.

Anaya recordó las injusticias históricas sufridas por esos pueblos y pidió a todas las partes implicadas que estén abiertas al diálogo.

“Las opiniones e inquietudes de los pueblos Lakota, Dakota y Nakota deben ser tomadas en consideración al llevar a cabo cualquier actividad privada o gubernamental que afecte el derecho a conservar sus prácticas culturales y sagradas vinculadas con ese sitio”, dijo el relator.

Un tratado de 1868 reconoce el derecho de los pueblos indígenas sobre el sitio sagrado. Sin embargo, el descubrimiento de una mina de oro nueve años más tarde motivó que el Congreso de Estados Unidos aprobara un decreto para adjudicar la propiedad de esas tierras al gobierno. Las comunidades indígenas han luchado desde entonces para recuperar el sitio.

Noticias relacionadas