ACNUR advierte que millones de sirios no tienen acceso a ayuda humanitaria

Share

03 de agosto, 2012 — Más de 1,5 millones de personas en Siria se han visto obligadas a abandonar sus hogares y viven en casas de otras familias y en refugios provisionales. Esas comunidades de desplazados que no han cruzado la frontera prácticamente no reciben ayuda humanitaria, advirtió este viernes la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

ACNUR intenta proporcionar asistencia básica a través de las pocas vías de acceso disponibles pero tiene cerrada la entrada en la ciudad de Aleppo, la más poblada del país.

La portavoz de ACNUR, Melissa Flemming, lamentó que muchas personas se encuentren atrapadas en centros de población que estén siendo atacadas por el gobierno y las fuerzas de la oposición, y que no tengan la posibilidad de escapar.

“La inseguridad aumenta de forma alarmante en Aleppo, y el terror se está apoderando de la población, y necesitan desesperadamente que llegue la ayuda humanitaria”, explicó Flemming.

Según la Media Luna Roja, medio centenar de escuelas y de residencias de estudiantes se han convertido en el refugio provisional de más de 7.000 desplazados. Otros están viviendo en mezquitas y otros huyen de pueblo en pueblo a medida que avanza la ola de violencia.

Noticias relacionadas