ONU preocupada por expulsión de activistas de derechos humanos en los Emiratos Árabes Unidos

Share

17 de julio, 2012 — La Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos expresó hoy preocupación por la campaña contra los defensores de las garantías fundamentales lanzada por el gobierno de los Emiratos Árabes Unidos (EAU).

A muchos activistas se les ha denegado el permiso para viajar, han sido acosados, se les ha rescindido los contratos de trabajo, han sufrido arrestos, desnaturalización y expulsión del país, señaló el portavoz de la Alta Comisionada, Rupert Colville.

“Pareciera que la seguridad nacional es usada cada vez más a menudo como pretexto para tomar medidas drásticas contra los activistas pacíficos, silenciar los llamamientos por una reforma constitucional y sobre temas de derechos humanos como el de los apátridas. A varios activistas, que critican abiertamente al Gobierno, se les ha retirado la nacionalidad de los Emiratos”, dijo el portavoz.

Colville destacó el caso particular de un apátrida y prominente activista, Ahmed Abdul Khaleq, que fue acusado de insultar públicamente a funcionarios gubernamentales y deportado directamente de la prisión a Tailandia, donde arribó con apenas la ropa que llevaba puesta.

La Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos urgió al gobierno de los Emiratos Árabes Unidos a asegurar que los defensores de las garantías fundamentales puedan ejercer sus actividades sin temor a represalias y a liberar a los que estén detenidos por manifestarse de manera pacífica.

Noticias relacionadas