Relatores prevén futuro oscuro para poblaciones del norte de Mali

Mezquita Sankore en Tumbuktú

Share

10 de julio, 2012 — Dos expertos de la ONU advirtieron hoy que la destrucción de sitios religiosos importantes en el norte de Mali anuncia “un futuro muy oscuro para las poblaciones locales” de esa región.

En un comunicado conjunto, los expertos condenaron las violaciones a los derechos culturales y a la libertad de religión en esa zona de Mali.

Farida Shaheed, relator especial sobre los derechos culturales, señaló que el vandalismo en Timbuktú es una pérdida para todos, “pero para la población local también significa la negación de su identidad, de sus creencias, de su historia y de su dignidad”.

Instó a todos los actores en Mali y en la comunidad internacional a sumar fuerzas para garantizar el respeto y la protección de los derechos de la gente del norte de Mali.

Del mismo modo, llamó a los países vecinos a combatir el tráfico ilícito de propiedad cultural proveniente de la región.

Por su parte, el relator sobre la libertad de religión, Heiner Bielefeldt, sostuvo que los ataques a sitios de culto y la profanación de cementerios no sólo violan los derechos de los creyentes sino que afectan a la comunidad apegada a ellos.

Noticias relacionadas