Crisis de refugiados en Mali se deteriora rápidamente

Share

22 de mayo, 2012 — Varias agencias de Naciones Unidas iniciaron hoy una operación de emergencia conjunta para asistir a miles de personas desplazadas a causa de la inseguridad en el norte de Mali.

Más de 500.000 personas abandonaron sus hogares y otras 300.000 buscan refugio en los países vecinos, que también están afectados por graves sequías, incluidos Mauritania, Burkina Faso y Níger.

Elisabeth Byrs, la portavoz del Programa Mundial de Alimentos (PMA), indicó durante una conferencia de prensa en Ginebra, que el costo de la asistencia alimentaria asciende a 77 millones de dólares.

“La ocupación de los grupos rebeldes al norte, en las áreas de Kidal, Gao y Timbuktu, ha exacerbado la situación alimentaria que ya era de por sí precaria. Todavía recibimos informes de saqueos, mercados que permanecen cerrados, así como del acceso limitado a la comida, a medicina y agua potable”, dijo la portavoz.