Dinamarca no ha protegido derechos de víctimas de ataque racista: Comité de la ONU

Share

16 de abril, 2012 — Las autoridades danesas no han cumplido con su obligación de investigar la naturaleza racista del asalto violento por parte de 35 jóvenes a una familia iraquí que se encontraba en su casa en la localidad de Soro.

Así lo indicó hoy el Comité de la ONU para la Eliminación de la Discriminación Racial.

El 21 de junio de 2004, un grupo de entre 15 y 20 jóvenes atacaron la casa de Mahali Dawas, de ascendencia iraquí, donde vivía con su esposa y ocho hijos, todos reconocidos como refugiados.

Más individuos se unieron al asalto y en un punto el grupo agresor superó las 35 personas.

Los atacantes rompieron vidrios, forzaron la puerta y golpearon a dos integrantes de la familia mientras la multitud coreaba que se regresaran a su país.

La familia había sido acosada con adjetivos y carteles peyorativos colocados cerca de su vivienda.

La policía danesa realizó una investigación y acusó a cuatro sujetos de violencia, vandalismo y posesión ilegal de armas. Sin embargo, las sentencias fueron benignas y no incluyeron compensación para las víctimas, además de que no se abordó el factor racista del ataque.

Las víctimas demandaron una reparación pero dos tribunales daneses rechazaron la petición.

El Comité de la ONU consideró que en circunstancias tan graves como las de este caso se amerita la investigación a fondo del aspecto racista y recomendó a Dinamarca otorgar a las víctimas una compensación adecuada por el daño material y moral causado por las violaciones a la Convención contra la Discriminación, de la cual es parte ese país.

Noticias relacionadas