Violencia sexual en conflictos supone un riesgo mundial, advierte representante especial

Margot Wallström

Share

23 de febrero, 2012 — La representante especial de la ONU sobre violencia sexual en los conflictos armados advirtió hoy que ese atropello ancestral no es específico de algún país o continente sino que constituye un riesgo mundial.

En una sesión del Consejo de Seguridad sobre ese tema, Margot Wallström señaló que el terror que una mujer desarmada sufre frente a ese tipo de agresión se traduce en un arma que somete a comunidades enteras.

“Como proceso de intimidación, las violaciones suelen anteceder al conflicto y son también la última arma en rendirse. Es importante no olvidar que la violencia sexual continúa después de que se ha acallado el fuego de otras armas”, dijo la experta.

Añadió que pese a la persistencia de ese flagelo se han logrado ciertos avances en su combate, entre los que destacan los mecanismos de protección establecidos por una amplia coalición de fuerzas de paz, fiscales de crímenes de guerra, diplomáticos y otros actores internacionales.

Esos mecanismos, que consisten en hacer públicos los nombres de quienes han cometido esos abusos, han dado resultados tangibles puesto que no permiten que los responsables se oculten tras un manto de impunidad, explicó Wallström.

Por otra parte, destacó cómo el Consejo de Seguridad ha cambiado la percepción de esa atrocidad y aseveró que gracias a ese cambio la violencia sexual es considerada como una amenaza a la seguridad de regiones enteras.

Noticias relacionadas