España seguirá precisando de trabajadores migrantes, afirma OIM

Share

20 de enero, 2012 — La carencia de mano de obra hará que España y Europa en su conjunto sigan necesitando inmigrantes, afirmó hoy la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

En una publicación sobre los flujos migratorios de Sudamérica a España, la OIM analiza cómo se cuadriplicó la migración de esa región hacia el viejo continente durante la última década del siglo XX.

La portavoz en Ginebra de la OIM, Jemini Pandya, explicó que el estudio también se ocupa de las políticas migratorias españolas, que fueron restringidas a partir de la crisis económica de 2008 siguiendo la directiva de la Unión Europea que autorizó la detención de migrantes indocumentados por periodos de hasta 18 meses mientras se procesaban las deportaciones.

Sin embargo, estas políticas tendrán que cambiar para responder a las necesidades de España, entre ellas el crecimiento demográfico negativo y el envejecimiento de la población, advirtió Pandya.

“Pese a la crisis y las cambiantes políticas migratorias, España continuará necesitando migrantes y el estudio plantea que necesitará políticas que tomen en cuenta las realidades actuales, como el efecto de la crisis en la emigración de ese país a otras partes de mundo y el impacto de ésta en los mercados de trabajo españoles”, dijo la portavoz.

La publicación es la primera de la serie “Cuadernos Migratorios”, que se editará cuatro veces al año para examinar las tendencias migratorias en América Latina.

España se convirtió en el principal destino de la Unión Europea para los migrantes de África, Europa del Este y América Latina en los años 90, con cifras que en promedio alcanzaron medio millón de personas por año.

Para 2009, la tercera parte de los migrantes en España, unos 2,1 millones, eran sudamericanos que cambiaron el destino tradicional de Estados Unidos –que endureció sus controles migratorios – por un país con mayores afinidades culturales y un sistema de visas más liberal.

Noticias relacionadas