ACNUR alerta sobre inseguridad en campamentos de refugiados somalíes

Campamento de Dadaab

Share

13 de enero, 2012 — La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) expresó hoy gran preocupación por la creciente inseguridad en los campamentos que acogen a miles de somalíes en el Cuerno de África, así como en las áreas circundantes de esos centros de refugiados.

El portavoz en Ginebra del ACNUR, Andrej Mahecic, calificó como particularmente grave el caso de Dadaab, el campamento más grande del mundo, en el que viven unas 460.000 personas.

La situación es alarmante, complicada y endeble en ese complejo de campamentos, en el norte de Kenya, donde es alta la amenaza de explosivos improvisados, secuestros, robos de vehículos y bandidaje, explicó.

Mahecic dijo que, además de los asesinatos de policías y los secuestros de trabajadores humanitarios que se han registrado en ese centro, se han reportado ataques a los refugiados.

“Hay elementos presentes que no es claro si se han infiltrado o si entran y salen del campamento. Es imposible saberlo”, apuntó.

Recordó que dos líderes de los refugiados que trabajaban voluntariamente para mantener la paz y la seguridad en el campamento fueron muertos a principios de año.

El portavoz agregó que la falta de seguridad limita el trabajo de las agencias de asistencia humanitaria, que afrontan restricciones para hacer llegar los suministros y requieren de escoltas policíacas para desempeñar sus tareas.

Noticias relacionadas