Siria: Alta Comisionada pide acción internacional para proteger a la población

Manifestaciones en Siria

Share

14 de octubre, 2011 — La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos urgió hoy a la comunidad internacional a tomar medidas inmediatas para proteger a la población de Siria.

Tras expresar profunda consternación por el deterioro de los derechos humanos en ese país, Navi Pillay se refirió a “la despiadada cantidad de muertes”, que la ONU estima en más de 3.000 a partir de marzo, cuando comenzaron las manifestaciones de protesta contra el gobierno.

En conferencia de prensa en Ginebra, el portavoz de Pillay subrayó que los derechos universales a la vida, la libertad y la seguridad nunca deben supeditarse a los intereses políticos de ningún grupo.

“Es responsabilidad de todos los miembros de la comunidad internacional emprender una acción preventiva de forma colectiva y decisiva antes de que la brutal represión y los asesinatos lleven al país a una guerra civil”, dijo Rupert Colville.

Recordó que en agosto pasado Pillay advirtió que había indicios de que en Siria se estaban cometiendo crímenes contra la humanidad, por lo que instó al Consejo de Seguridad a turnar el caso a la Corte Penal Internacional (CPI).

El portavoz señaló que desde el inicio de las movilizaciones, el gobierno sirio ha recurrido constantemente a la violencia para reprimirlas.

Los francotiradores desde las azoteas y el uso indiscriminado de la fuerza contra los manifestantes pacíficos, incluidas las municiones reales y el bombardeo de zonas residenciales, se han convertido en cosa de rutina en muchas ciudades siria, apuntó Colville.

Agregó que de los más de 3.000 muertos, 187 niños eran niños y precisó que más de cien fueron asesinados en los últimos diez días.

Además, indicó que miles de personas han sido arrestadas, desaparecidas y torturadas, y sus familias dentro y fuera del país son acosadas y amenazadas.

Noticias relacionadas