FAO prevé persistencia de fragilidad y volatilidad en precios de alimentos

Share

10 de octubre, 2011 — La volatilidad y los precios elevados de los alimentos continuarán y posiblemente se incrementen, amenazando con la inseguridad alimentaria y exacerbando la pobreza en muchos países dependientes de la importación de comida, sobre todo en África.

Así lo afirma un nuevo informe sobre el hambre en el mundo publicado hoy por la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura(FAO), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA)

El documento alerta que estas crisis, incluyendo la del Cuerno de África, están dificultando los esfuerzos por alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio de reducir a la mitad la cantidad de personas que sufren hambre en el mundo para 2015

David Dawes, economista principal de la FAO, explicó que la volatilidad hace más riesgosas las inversiones de los productores, ya que no saben si los resultados de sus cosechas van a ser rentables.

“Por otro lado, el alza de los precios a corto plazo, puede tener efectos gravísimos para una familia si ésta tiene que reducir el consumo de alimentos nutritivos en un momento crucial para el desarrollo de sus niños”, dijo el experto.

Dawes añadió que esa carencia podría limitar gravemente el desarrollo intelectual de los menores y reducir de manera permanente su potencial de ganarse la vida en el futuro.

El informe de la FAO indica que en 2010, 925 millones de personas sufrían hambre a nivel global, frente a 850 millones que la padecían en el periodo 2006-2008.

Noticias relacionadas