Representante de ONU pide a Siria detener el baño de sangre

Protestas en Siria

Share

17 de agosto, 2011 — La representante especial de la ONU para niños en conflictos armados hizo un llamamiento hoy al gobierno de Siria para que detenga el uso excesivo de la fuerza y ponga fin al actual baño de sangre.

Radhika Coomaraswamy señaló que los enfrentamientos en ese país tienen un altísimo costo en vidas civiles, incluyendo la de numerosos niños.

Indicó que ha recibido información creíble de que los operativos de seguridad han provocado la muerte de menores, además de que otros han sido gravemente heridos.

También alertó sobre informes que aseguran que las fuerzas de seguridad del gobierno han torturado a menores de edad.

Por otro lado, Coomaraswamy expresó profunda preocupación por el número de civiles muertos en todo el mundo como consecuencia de ataques aéreos, que incluyen los de aviones no tripulados.

“Si bien se asevera que estos operativos militares aéreos se utilizan para reducir el número de víctimas entre la población, continuamos recibiendo denuncias de muertes de civiles, incluyendo a mujeres y niños”, subrayó la experta.

Noticias relacionadas