Libia: Consejo de Seguridad condena violencia y urge a ponerle fin

Share

22 de febrero, 2011 — El Consejo de Seguridad de la ONU condenó hoy el uso de la violencia por parte del gobierno de Libia contra los manifestantes civiles y urgió a las autoridades a ponerle fin inmediatamente.

En una declaración de prensa adoptada por unanimidad tras una sesión de emergencia a puerta cerrada, el Consejo también instó a procesar a los responsables de los ataques.

En nombre del órgano, la presidenta en turno del órgano, la embajadora de Brasil expresó gran preocupación por la situación en el país norafricano y pidió al gobierno tomar medidas para abordar las demandas legítimas de su pueblo mediante un diálogo nacional.

“Los miembros del Consejo de Seguridad exhortan al gobierno de Libia a cumplir con su responsabilidad de proteger a su población y lo conminan a actuar con mesura, respetar los derechos humanos y las leyes internacionales y a permitir el acceso inmediato a los monitores de estos derechos”, dijo Maria Luiza Ribeiro Viotti.

Del mismo modo, el Consejo llamó a las autoridades a garantizar la entrada y movimiento de suministros y trabajadores médicos y humanitarios.

Además, pidió que se respeten las libertades de expresión, de asamblea y de prensa.

Finalmente, manifestó preocupación por los extranjeros que se encuentran en Libia y solicitó a todas las partes relevantes asegurar su integridad y a facilitar su partida cuando ésta sea requerida.

Por su parte, el ex embajador alterno de Libia ante la ONU, Ibrahim el Dabashi, indicó que posee informes de que nuevos ataques a manifestantes pacíficos en el occidente del país que están dando inicio a un genocidio.

En declaraciones a la prensa tras participar en la reunión del Consejo, el diplomático alertó que miembros de las fuerzas militares, partidarios de Qadhafi, iniciaron las agresiones alentados por las declaraciones hechas en la fecha por el líder libio.

“Ciertamente la gente no tiene armas, creo que el genocidio acaba de empezar en Libia y creo que el llamamiento fue el discurso de Qadhafi en el que pidió a sus colaboradores que den inicio al genocidio del pueblo libio”, subrayó Dabashi.

El ex embajador, quien presentó su renuncia al gobierno libio ayer, consideró que el pronunciamiento del Consejo de Seguridad sobre la situación en ese país fue débil.

No obstante opinó que cualquier condena a los actos de violencia perpetrados por las autoridades es alentadora en este momento.

Dabashi agregó que piensa que el gobierno contrató mercenarios de países africanos para reprimir a los manifestantes.

Noticias relacionadas