Nicaragua: OIM crea conciencia sobre peligros de migración irregular

Share

10 de febrero, 2011 — Una función de teatro en Nicaragua cuenta la historia de personas que salieron del país en busca de mejores oportunidades económicas, los riesgos que afrontaron en el camino y las familias que dejaron atrás.

La puesta en escena esta semana de la obra “El Cruce” es parte de una amplia campaña de información de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) con el objetivo de generar más conciencia sobre la migración irregular.

El fenómeno afecta al 60% de las familias nicaragüenses, con más de un millón de ciudadanos viviendo fuera del país.

Berta Fernández, jefa de la misión de la OIM en Nicaragua, alertó sobre el peligro de las “ofertas que son demasiado bonitas”, y sobre el riesgo de embarcarse en una migración por tierra a países vecinos, pero también a España, “una migración que conlleva muchos más riesgos sobre todo para las mujeres”.

La muerte es uno de los mayores riesgos que afrontan los migrantes.

En 2008, 15 nicaragüenses fueron asesinados en Guatemala, otros 72 provenientes de diversos países de Centroamérica, entre los que se encontraban nicaragüenses, fueron asesinados en agosto de 2010 en Tamaulipas, México. Además 40 migrantes de esa región fueron secuestrados en Oaxaca, México en diciembre pasado.

Fernández explicó que en el caso de las mujeres son frecuentes los abusos físicos, “desde violaciones hasta secuestros, en el caso del norte de Nicaragua hay muchas mujeres jóvenes que han acabado siendo tratadas en prostíbulos en Guatemala”, dijo.

Nicaragua es uno de los mayores países de origen de la migración irregular en América Latina, con destino principalmente hacia Costa Rica, El Salvador, Panamá y en menor medida a España y Estados Unidos.

Además de mejorar la información que reciben esas personas antes de tomar la decisión de viajar, la OIM también busca fortalecer los mecanismos de protección.

“Que esas políticas migratorias que están en vigor o están en proceso de desarrollarse sean políticas que miren más allá del contexto nacional y que se vean el tema en toda su dimensión regional, así como las necesidades y exigencias de mano de obra que existen en otros países y cómo poder anticipar esos flujos que van a seguir ocurriendo”, puntualizó Fernández.

Noticias relacionadas