Somalia: Enviado de la ONU condena ejecución de jóvenes acusadas de espionaje

Share

29 de octubre, 2010 — El representante especial de la ONU para Somalia, Augustine Mahiga, condenó en los términos más enérgicos la ejecución sumaria de dos mujeres adolescentes que habían sido acusadas de espionaje en la localidad de Beledweyne, cerca de la frontera somalí con Etiopía.

Las jóvenes –de 18 y 14 años – fueron fusiladas por un escuadrón de las milicias integristas al-Shabab hace dos días en la plaza central del pueblo.

Según los testigos, antes de la ejecución circularon por Beledweyne vehículos con altavoces ordenando a los residentes asistir al fusilamiento sin llevar teléfonos celulares ni tomar fotografías.

Mahiga afirmó que la ejecución sumaria de las dos jóvenes sin ningún recurso de protección o defensa legal “es una acto terrible que demuestra el desprecio total de los extremistas por la vida humana, sobre todo de los más vulnerables”.

El enviado de la ONU subrayó que los responsables de tal crimen deben ser identificados y juzgados.

La prensa local citó al jefe del movimiento islámico al-Shabab en Beledweyne asegurando que las adolescentes espiaban para el gobierno etíope y advirtiendo que todos los somalíes que trabajen para el país vecino correrán la misma suerte.

Noticias relacionadas