G-77 + China: Argentina asume presidencia y pide reformar organismos internacionales

Cristina Fernández

Share

28 de septiembre, 2010 — La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, asumió hoy la presidencia del Grupo de los 77 (G-77) más China con un reclamo de reforma a los organismos internacionales para que los países en desarrollo dejen de pagar los pasivos de las economías industrializadas.

En su discurso para el evento, celebrado en el marco del debate de la 65ª Asamblea General de la ONU, la mandataria pugnó por un verdadero multilateralismo en el que todos los países tengan acceso a la toma de decisiones sobre asuntos internacionales.

Afirmó que en la actual configuración de los organismos financieros y políticos, es un puñado de países el que dirige el rumbo del resto del mundo, aunque el escenario haya cambiado radicalmente en los últimos años.

Como ejemplo, citó la crisis económica de 2008, iniciada en los países industrializados y trasladada al mundo en desarrollo.

En este sentido, destacó la urgencia de una nueva arquitectura financiera internacional que controle a las instituciones y actores de los mercados, además de regular las operaciones de éstos para evitar un nuevo colapso.

Hace falta, dijo la jefa de Estado argentina, un sistema global contralor de los fondos de inversión, especialmente de los “fondos buitres”, y es urgente reformular las calificadoras de riesgo.

“Precisamente fueron ellas las que indujeron a tomar erróneas decisiones en materia de inversión y provocaron, a partir de maniobras muchas veces rozando zonas que podríamos denominar de delitos económicos, provocaron una crisis sin precedentes desde el año 1930”, explicó.

Fernández indicó que en la actualidad, el G-77 más China aglutina la mayor porción del PIB mundial y la mayor cantidad de población; sin embargo, insistió, el Grupo no tiene una representación proporcional en los organismos internacionales ni el sistema de toma de decisiones.

Con respecto a la arena política, la presidenta llamó a reformar el Consejo de Seguridad de la ONU para que refleje al mundo actual y no al mundo de la post-guerra, cuando su papel era equilibrar un escenario que desapareció con la guerra fría.

No esperamos a que haya una catástrofe mundial, como la que hubo en el ámbito financiero para pensar en reformarlo, hoy la paz y la seguridad dependen de factores diferentes a los sentados en el Consejo de Seguridad, puntualizó la presidenta argentina.

Noticias relacionadas