FAO destaca ventajas de uso de aguas residuales para agricultura

Share

06 de septiembre, 2010 — Reciclar las aguas residuales urbanas y usarlas para los cultivos agrícolas puede ayudar a mitigar los problemas de escasez y contaminación del agua.


Así lo destacó hoy un informe de la Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

La FAO señaló que el uso en la agricultura de las aguas residuales tratadas es una práctica que no está tan extendida como debería.

Sin embargo, agregó que se practica en un centenar de países y ocupa una superficie equivalente al 10% de las tierras cultivadas a nivel mundial. En España y México –por ejemplo–, un porcentaje elevado de esas aguas se destina al riego.

El organismo de la ONU explicó que una gestión segura de las aguas residuales en la producción alimentaria supone una forma de aliviar la competencia entre las ciudades y la agricultura por el agua en regiones donde la escasez va en aumento.

Además, los campesinos podrían ahorrarse parte del costo de bombear aguas subterráneas, al tiempo que los nutrientes presentes en las aguas residuales reducen el gasto en fertilizantes.

La FAO subrayó que tratada de forma adecuada y reciclada en forma segura, el agua puede ofrecer potencialmente un “triple dividendo” a los usuarios urbanos, los campesinos y el medio ambiente.

Al mismo tiempo, destacó que las aguas residuales no tratadas no deben utilizarse para el riego, sino que siempre requieren un tratamiento y reciclaje adecuados.

Noticias relacionadas