Pakistán: FAO alerta sobre pérdidas en ganadería y pide asistencia al sector

Share

20 de agosto, 2010 — La FAO advirtió hoy que las inundaciones en Pakistán han causado la muerte de millones de cabezas de ganado y aves de corral, y los animales sobrevivientes precisan urgentemente de piensos y medicamentos para que ese sector de la economía pueda contribuir a la seguridad alimentaria de la población.


El organismo de la ONU señaló que muchos de los animales murieron cuando fueron abandonados durante los operativos de rescate.

Las inundaciones arrasaron las zonas ganaderas más densamente pobladas de Pakistán, un país donde el ganado constituye la mitad del Producto Interno Bruto (PIB) del sector agrícola.

“En este país, el ganado es el cajero automático portátil de la gente pobre”, explicó David Doolan, oficial superior de la FAO responsable de los programas de la agencia en Pakistán.

Agregó que en las buenas temporadas la gente forma sus rebaños y en las malas vende su ganado para obtener efectivo. “Todo animal que se conserva es un activo productivo que las familias pobres pueden utilizar para reconstruir su vida cuando finalmente pasa la inundación”, dijo.

Según la FAO, la prioridad en estos momentos es llevar piensos a los animales que sobrevivieron ya que gran parte de la paja y los forrajes se perdió en las inundaciones.

También es imperativo llevar medicamentos a los animales que se debilitaron o enfermaron por la catástrofe.

La ONU ha solicitado 5,7 millones de dólares para atender al ganado, y la FAO movilizó 1,4 millones de fondos para la adquisición de piensos y vacunas veterinarias. Sin embargo, estos recursos no serán suficientes y la FAO pedirá más aportaciones para este sector cuando se conozca con claridad la dimensión exacta de las necesidades.

Noticias relacionadas