China: FAO destaca papel de bosques de álamos en seguridad alimentaria

Share

04 de agosto, 2010 — La Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO) destacó hoy la capacidad de los bosques de álamo sembrados para rehabilitar las llanuras aluviales marginales y estabilizar las orillas de los ríos Amarillo, Huai y Yangtze, en China, y afirmó que esta reforestación beneficia a cerca de un millón de personas.

Las grandes hileras de álamos protegen a los campos en su día devastados por las inundaciones, el viento, las tormentas de arena y la erosión del suelo, promoviendo de esta forma las actividades agrícolas, señaló la FAO.

Los álamos crecen muy rápido y son resistentes, además pueden crecer de diversas formas e integrarse fácilmente con otros usos del suelo, resultando ideales para apoyar a la ganadería, agricultura, acuicultura, viticultura y horticultura, explicó Jim Carle, al frente del Equipo de Gestión Forestal de la agencia.

Agregó que esos árboles también pueden proporcionar material para elaborar refugios, cubiertas para sombra y viviendas, ofrecen protección para los cultivos, forraje para el ganado y son una fuente viable de bioenergía.

Al involucrar a los campesinos y pequeños agricultores de la región de Siyang en nuevas actividades de generación de ingresos, el desarrollo de las industrias madereras y la consiguiente creación de empleo han contribuido a la mejora de la situación económica y al aumento de los ingresos per cápita de sus habitantes urbanos y rurales.

Noticias relacionadas